ballenas-en-el-planeta

Son muchas las especies de ballenas distribuidas por mares y océanos de nuestro mundo. Hay especies que habitan el hemisferio norte y hay otras que lo hacen en el hemisferio sur. No se mezclan entre ellas, no pasan del Ecuador ni hacia arriba, ni hacia abajo, simplemente se ocupan de su hemisferio. Migran en ciclos anuales entre las zonas de alimentación (ubicadas en ambos polos Ártico y Antártico en los polos norte y sur respectivamente) y las zonas de cría (muy variadas pero todas mas cerca del Ecuador).

 

Desde aquí se comprende que su organización espacial en los océanos y mares del planeta es producto de un diseño al que responden todas las ballenas existentes. Entendemos entonces que su conducta no refiere solamente a grupos aislados de supervivencia sino que, igual que los humanos, las ballenas saben de la existencia de sus congéneres distribuidos a lo largo y ancho de las aguas del planeta... aunque, a diferencia de los humanos, su conducta es solidaria y su comunicación es global. Cooperan entre si organizadas en estas sociedades que, ampliamente dispersas se mantienen en contacto a través de sus llamadas y que responden a un increíble altruismo reciproco.